MADRID CENTRAL, PROPUESTA URBANA

MADRID CENTRAL, PROPUESTA URBANA

[vc_row css=».vc_custom_1452687555475{margin-bottom: 100px !important;}»][vc_column offset=»vc_col-lg-9 vc_col-md-9″ css=».vc_custom_1452702342137{padding-right: 45px !important;}»][vc_custom_heading source=»post_title» use_theme_fonts=»yes» el_class=»no_stripe»][stm_post_details][vc_column_text css=».vc_custom_1566566539753{margin-bottom: 20px !important;}»]

MADRID CENTRAL, PROPUESTA URBANA

El proyecto estratégico para el centro de Madrid, ha constituido la oportunidad para recuperar el centro de la ciudad y obtener una transformación social.

Esta iniciativa, que entró en vigor el pasado 30 de noviembre de 2018, es una zona de bajas emisiones y a su vez un área de prioridad residencial de 472 hectáreas, convirtiéndose así, en un espacio con un 37% menos de tráfico, un entorno más saludable, más amigable y más seguro para el peatón, pues la reducción del tráfico, las ampliaciones de aceras, la generación de ejes peatonales y la mejora progresiva de diversos entornos del ámbito, facilitan, aún más, los desplazamientos caminando.

 

El transporte público, ha sido uno de los más beneficiados en este proyecto, después de 5 meses de implementación, se evaluaron algunos aspectos para medir la evolución del transporte, en concreto, del servicio de EMT, la evolución de la regularidad y de la demanda de las líneas con afección directa al área de Madrid Central, son dos indicadores relevantes de la calidad del servicio ofrecido y de la consecución del objetivo de un uso intensivo del transporte público, en los desplazamientos al área.

 

Para esto, se seleccionaron 48 líneas de la red diurna de EMT que se consideran directamente ligadas a Madrid Central, ya que son líneas con cabecera dentro de Madrid Central, líneas de acceso, líneas que cruzan el área y líneas perimetrales, que utilizan en su itinerario tramos de vías que son límite del área de Madrid Central. 

 

En cada una de las 48 líneas seleccionadas, se calculó la regularidad diaria, y se registraron, el número de viajeros diarios que ha transportado cada una de ellas en el periodo de diciembre 2017 a abril de 2018, y el periodo de diciembre 2018 a abril de 2019, excluyendo en ambos periodos Navidad y Semana Santa.

 

El resultado que se muestra es, para las dos variables seleccionadas, regularidad y promedio de demanda diaria,  es su variación en los 5 primeros meses de MC, respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

 

INDICADORES REPRESENTACIÓN GRÁFICA

VARIACIÓN DE LA REGULARIDAD Y DE LA DEMANDA DIARIA  5 PRIMEROS MESES

REGULARIDAD Y DEMANDA DIARIA  EN DÍA LABORABLE 5 PRIMEROS MESES

VARIACIÓN DE LA REGULARIDAD Y DEMANDA DIARIA  EN DÍA LABORABLE 5 PRIMEROS MESES

Para analizar la evolución dentro del año y valorar el comportamiento diferencial que se pueda estar registrando, entre 2018 y 2019, con la aparición de Madrid Central, se muestra, exclusivamente el día laborable, tanto el valor que alcanzan la regularidad y el promedio diario de demanda en los 5 meses de diciembre a abril, como la variación registrada en estas variables, entre cada uno de los meses homólogos de los periodos. 

Regularidad

 

En el conjunto de los cinco meses transcurridos desde la entrada en vigor de Madrid Central, se observa una mejora de los índices de regularidad en toda la red de EMT, especialmente en día laborable y en las líneas de Madrid Central, donde se puede destacar el crecimiento que experimentan las líneas pasantes, fundamentalmente las que cruzan por Gran Vía, que han mejorado en 2,80 puntos porcentuales respecto al año anterior.

 

En la evolución que ha tenido este indicador, de regularidad en día laborable, a lo largo de los cinco meses de aplicación de Madrid Central, se pueden distinguir tres subperíodos. Los dos primeros meses, diciembre y enero, con crecimientos muy importantes, superiores al 2%, que en el caso de las líneas pasantes llegan en enero al 5%. Un segundo subperíodo, compuesto por los meses de febrero y marzo, en los que los incrementos en el valor del índice de regularidad son más modestos. Finalmente, se destaca el mes de abril en el que se invierte la tendencia y vuelven a subir con fuerza los valores de la regularidad en las líneas de Madrid Central, volviendo a destacar las líneas pasantes en las que crece su regularidad en más de cuatro puntos.

 

Demanda

 

En el conjunto de los cinco meses transcurridos desde la entrada en vigor de Madrid Central, se observa un incremento destacable de la demanda en toda la red EMT y, también, en la de Madrid Central, del 6,5% en día laborable y con crecimientos superiores en sábado y festivo, del 9,4% y del 11,7%, respectivamente. Por tipología de línea, se vuelven a destacar las líneas de Gran Vía con crecimientos en día laborable del 10%. 

 

A lo largo de los cinco meses, de diciembre a abril, de funcionamiento de Madrid Central, en lo relativo a la demanda en día laborable, se pueden diferenciar dos subperíodos. El de los dos primeros meses, con crecimiento en las líneas de Madrid Central, en el número de viajeros, en valores del 2% al 3%, similar al crecimiento de la demanda en la red diurna  de EMT, y el de los tres últimos meses, febrero, marzo y abril, para los que las tasas de crecimiento son muy superiores, entre el 6% y el 9%, y mayores que las registradas para el total de la red. Este comportamiento se observa para las diferentes tipologías de las líneas de Madrid Central, destacando los altos valores de crecimiento que se han dado en estos últimos meses en las líneas perimetrales a Madrid Central, con incrementos en torno al 10%, y muy notablemente en las líneas pasantes de Gran Vía, en las que se observan incrementos en su número de viajeros entre el 15% y el 20%.

 

Así mismo, se analizó el impacto de la Zona de Bajas Emisiones de Madrid Central, en la calidad del aire de la ciudad en los valores de dióxido de nitrógeno. Se comparó el período de estudio de enero a junio del año 2019 con el período de enero a junio de 2010 a 2018.

 

Se podría decir que el 51% de las emisiones de óxidos de nitrógeno en Madrid, se deben al tráfico, seguido por el sector RCI (residencial, comercial e industrial que contribuye con 18%.

 

Según un estudio de la Universidad Politécnica de Madrid, Madrid Central, ha reducido las emisiones de NO2 en un 38% en el ámbito y un 9% menos en el conjunto de la ciudad. Principalmente gracias al menor número de kilómetros recorridos y el efectivo cambio de la composición tecnológica del parque circulante. Conviene recordar que el 13% de coches sin etiqueta que utilizaba el área contribuía al 43% de las emisiones, según datos del estudio de parque circulante del Ayuntamiento de Madrid. 

 

Evolución de las emisiones según tecnología del vehículo en Madrid Central

Fuente: Universidad Politécnica de Madrid

Como resultado se tiene una menor intensidad del tráfico del 5,8% en el ámbito de estudio, del 3,3% en el contorno y del 2,6% en el conjunto de la ciudad, según los datos. 

 

Evolución del tráfico en la ciudad

Estos valores son consecuentes con la bajada continua del tráfico en la ciudad en los últimos 10 años. 

Evolución del tráfico en la ciudad de Madrid

Fuente: Ayuntamiento de Madrid

La aplicación de las medidas contempladas en el Plan A de Calidad del Aire, ha producido un cambio al transporte público, que ha ganado cuota respecto al uso del coche, rompiendo una tendencia negativa que llevaba más de 20 años. 

Respecto al descenso en emisiones en el ámbito de estudio y en el conjunto de la ciudad, se puede observar una mejora de la calidad del aire del NO2.

El análisis de los valores promedios mensuales de red de las 24 estaciones del Ayuntamiento de Madrid ofrecen una visión positiva. Se puede comprobar que este semestre ha sido el 5º mejor en calidad ambiental de la última década, a pesar de haber sido el de peores condiciones climáticas. Destaca especialmente la estación de El Carmen, situada en el propio ámbito, que ha pasado a tener algunos de los valores más bajos de la serie cuando tradicionalmente venía siendo una de las estaciones con mayores valores.

 

Evolución del promedio mensual de dióxido de nitrógeno en la ciudad de Madrid

Este efecto positivo se nota especialmente a partir de marzo, coincidiendo con el período de sanciones de Madrid Central. Tanto es así que mayo ha sido el mes con menor contaminación de la serie y de consolidarse la tendencia actual en junio se volverá a repetir esta marca. Hasta el punto que al día de hoy el segundo trimestre de este año es el de menor contaminación de la década. 

Madrid Central, es una zona de bajas emisiones, convirtiéndose así, en un pulmón de la ciudad. En definitiva, es un paso necesario y decisivo hacia el modelo de ciudad que quieren las personas. [/vc_column_text][stm_post_bottom][stm_post_about_author][stm_post_comments][vc_custom_heading text=»Otras publicaciones» use_theme_fonts=»yes»][vc_basic_grid post_type=»post» max_items=»2″ element_width=»6″ grid_id=»vc_gid:1566566391095-a3116e6e-6df1-3″][/vc_column][vc_column width=»1/4″ offset=»vc_hidden-sm vc_hidden-xs»][stm_sidebar sidebar=»527″][/vc_column][/vc_row]


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.