Los altos costos para usar los automóviles deberán usarse para impulsar transporte público en CDMX

Los altos costos para usar los automóviles deberán usarse para impulsar transporte público en CDMX

Los costos asociados al uso del automóvil, desde gastos diarios, contaminación, accidentes, entre otros, ascienden a 4.7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), lo cual resulta muy elevado, pues el índice de movilidad tan solo en la Ciudad de México es de 1.2 personas por automóvil.

La presidenta de la Comisión de Movilidad de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Ciudad de México, Maite Ramos Gómez, explicó que en la capital se mueven al menos seis millones de automóviles y “ya no hay espacio”.

La ciudad capital debe por ello privilegiar e impulsar el uso del transporte público, a fin de evitar horas y horas de trabajo hombre perdidas en el tránsito para llegar al trabajo o al hogar.

El Metro ha mostrado ser “la columna vertebral del transporte en la capital” y el Metrobús ha logrado que muchas personas dejen de usar el coche, pero a cambio “se debe lograr un transporte digno y seguro”, argumentó en entrevista con Notimex.

Ramos Gómez indicó que la administración actual tiene ya diseñado un plan de movilidad, y ahora el reto es “llevarlo a la práctica”, y para ello, el gobierno capitalino ha destinado para transporte público 30 mil millones de pesos, cantidad que debería privilegiar la modernización del Metro, la extensión del Metrobús y mejorar el transporte eléctrico.

Relató que poco se ha hecho para modernizar el Metro, “pues desde hace 50 años que está funcionando no se le han realizado inversiones importantes.

Sabemos de un proyecto que requeriría de 22 mil millones de pesos, esto para la modernización de la Línea 1, lo cual vemos con buenos ojos, porque el Metro es la columna vertebral del transporte público de la ciudad, y mueve a seis millones de personas al día”.

En el caso del Metrobús, Maite Ramos señaló que “ha cambiado la forma en que se mueven muchas personas en la ciudad, Y en el caso de la Línea 7, es mucho más eficiente, ya que, por estar en Reforma, zona de empresas y corporativos, más de 28 por ciento de los usuarios antes utilizaba el automóvil”.

El uso del transporte público, reiteró, “reduce el tiempo de traslado y costos” y lo importante “lo que deberíamos discutir, son las próximas 10 líneas del Metrobús, proyectos que hoy no existen. En lugar de centrarnos en la extensión de una línea de cuatro kilómetros”, refiriéndose a la ampliación de la Línea 3 de Tenayuca a Etiopía, a la que se oponen vecinos.

Otro punto relevante, indicó, es el reordenamiento de los Centros de Transferencia Modal (Cetrams), que son los paraderos como Indios Verdes, Tacubaya, Observatorio y Pantitlán, este último donde al día se mueven en promedio un millón de pasajeros y donde también “no se le ha invertido ni un peso”, a pesar de que existía un proyecto de reordenamiento que ha quedado en el olvido.

Entonces los Cetrams son un tema pendiente, porque hay inseguridad, se inundan, no hay luz, la señalización es mala “la gente se pierde” y otra más para abordar un autobús pueden pasar hasta 40 minutos, señaló.

Reconoció que solucionar el problema del transporte en la Ciudad no es inmediato, “pero podemos empezar”.

Adelantó que de los 30 mil millones de pesos destinados para este año, ya se trabaja en el Cablebús, al cual se le destinarán tres mil millones de pesos por línea, y después se espera que antes del verano salga una licitación para extender la línea 12 de Metro, así como la línea 9.

*Con información de NOTIMEX

Fuente: Pasajero 7


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.