Año decisivo para la integración del sistema de movilidad de Jalisco

El año que apenas inicia es sin duda, un periodo decisivo para que se comience con la integración del modelo Mi Movilidad en Jalisco, específicamente en el Área Metropolitana de Guadalajara, esto como parte del plan presentado a inicios de 2019 por la actual administración estatal, y por las acciones y obras que se pusieron en marcha y ahora deberán verse reflejadas.

El Secretario de Transporte en Jalisco, Diego Monraz Villaseñor, reconoció que es un año importante, de arranques y consolidaciones de obras y programas que mejorarán la movilidad en la urbe.

“Es un momento muy oportuno para Guadalajara, estamos por recibir la Línea 3 del Tren ligero, un sistema de transporte eléctrico ferroviario con la tecnología más moderna del mundo; estamos construyendo y por concluir en un año, el proyecto Mi Macro Periférico y también estamos por consolidar en gestión junto con el Gobierno Federal la Línea 4”

Al concluir 2019, también la Secretaria de Transporte también informó que el cien por ciento de las rutas se unieron en el programa Mi Transporte, con lo que se cumplió la primera parte del compromiso asumido cuando se anunció dicho proyecto, que era el reordenamiento, reestructuración e implementación, así como  retomar la rectoría del Estado en el transporte público.

“Se alcanzó un registro de 5 mil expedientes de unidades que prestan el servicio de transporte público, los empresarios del ramo ya tienen certeza jurídica, toda vez que antes ni el 50% estaba regularizado”.

No obstante, no se logró unificar tarifas puesto que aún no todas las unidades cuentan con el equipo de prepago instalado, aun así hay avances en la implementación de tecnologías y madurez política, aseguró Monraz Villaseñor.

“Cerramos este 2019 con el 100% de las rutas en Jalisco adheridas y en progreso de implementación al modelo empresarial, si se han cambiado algunas cosas, también la madurez política. Yo quisiera subrayar como algo positivo lo que ha cambiado, recuerdo que anteriormente era muy fácil malinterpretar, boicotear o atacar proyectos de movilidad y de transporte, sin embargo, ahora nos unimos en torno a ello, el ejemplo es Mi Macro Periférico; con la anterior administración del PRI se tuvo el avance de estudios y de concepción de este proyecto, no lo concretó pero esta administración no solo lo retoma para darle continuidad, sino que lo actualiza, lo mejora ya con un proyecto de calle completa y recibe apoyo del Gobierno Federal que es de otro partido político”.

El Secretario de Transporte mencionó que la Línea 3 del Tren Eléctrico Urbano, aún no se pone en marcha, pese a que el Gobierno Federal había anunciado que estaría ofreciendo servicio antes de concluir 2019; por el momento se continúa equipando la obra.

Además, se trabaja en la gestión de los recursos y apoyos necesarios para arrancar la Línea 4, que “a diferencia de la Línea 3, se proyecta bajo un concepto mucho más incluyente y con los elementos necesarios para integrar los diferentes modelos de movilidad”.

Otro de los proyectos que está en desarrollo es Mi Macro Periférico, un sistema de movilidad integral basado en un sistema BRT, que será una de las obras más significativas de la actual administración.

Durante 2019, también se le apostó al sistema de bici pública y la construcción de más tramos de ciclovías con una inversión total de 292 millones de pesos, como parte del programa de Infraestructura para la Movilidad Activa.

Para este año el gobierno se comprometió a entregar 500 millones de pesos a los transportistas como apoyo para la renovación de unidades del transporte público; el objetivo es que no circulen unidades con más de 10 años de servicio y se disminuya la vida promedio de la flota vehicular.

HAY RETOS Y PENDIENTES

Con tantos frentes abiertos en materia de movilidad y transporte, Jalisco enfrenta un 2020 con muchos retos, pero principalmente con el de que el usuario note realmente que el transporte público y la movilidad en general está mejorando, señalan especialistas.

De acuerdo con Fernando Calonge, coordinador de la Maestría en Movilidad Urbana, Transporte y Territorio, esté año se presenta como un año decisivo para la integración del sistema de movilidad en la metrópoli.

“El transporte masivo debe avanzar para dar cobertura a un territorio metropolitano que se extendió en demasía en los últimos tres lustros. Más que previsiblemente, éste será el año en que entre en operaciones la Línea 3 del Tren Ligero, y el proyecto de BRT Mi Macro Periférico debe avanzar lo suficiente como para que se visualicen sus potencialidades. En este año se verá también si el proyecto de la Línea 4 del tren ligero que conecta la metrópoli con la cabecera de Tlajomulco, cobra visos de realidad o termina aparcado para mejores tiempos. En caso de ponerse en marcha, en un lustro se vislumbra una metrópoli con cuatro líneas de tren ligero y dos de BRT que pueden empezar a atender las necesidades de movilidad masiva de la urbe”.

Por su parte, Yeriel Salcedo, uno de los representantes de GDL en Bici, resaltó que en el discurso todo es muy favorable para la movilidad especialmente en la Zona Metropolitana de Guadalajara, sin embargo, aún el usuario no percibe la diferencia.

“Si solo nos basamos en el discurso, 2019 marcó un parteaguas; todo este discurso de Mi Transporte, Mi bici y los planteamientos son buenos, se oye bien, pero lo cierto es que para mí todo eso no logra concretarse en la realidad, en la calle; es decir, la implementación de todas las propuestas o está fallando o va muy lenta”.

Respecto al punto de la seguridad vial, Fernando Calonge, agregó que, “los esfuerzos realizados para mejorar la movilidad ciclista debe proseguir para tener una cobertura y unas condiciones que hagan viable el uso de la bicicleta como medio de transporte cotidiano. Pero el transporte no motorizado también incluye a los desplazamientos a pie, y aquí es donde se observan los principales rezagos. Es una constante en la literatura especializada el insistir en el vínculo entre este tipo de transporte activo y el transporte público.

“Para que lleguen los viajeros al transporte masivo es preciso mejorar las condiciones de caminabilidad en toda la metrópoli. Esto implica mejoras en el diseño e infraestructura urbana, pero también en la señalética y semaforización que verdaderamente pongan en primer término de prioridades al peatón”.

Por su parte Yeriel Salcedo, se refirió a la necesidad de darle prisa a las leyes y reglamentos que garanticen la seguridad vial.

“Se está esperando la ley nacional, pero va muy lenta, y la gente se sigue muriendo; por eso hemos insistido en que Jalisco debe trabajar en sus propios tiempos y se integre una ley estatal o una reforma muy fuerte  a la Ley de Movilidad, con un capítulo muy robusto en seguridad vial para hacer frente a esta gran problemática. Nosotros nos hemos constatado que Jalisco no cuenta con un protocolo de atención a víctimas de siniestros viales”.

Finalmente, los especialistas coincidieron en que se debe trabajar sobre un aspecto crucial para la movilidad metropolitana y escasamente reconocido en la metrópoli, se refieren a la seguridad.

“Las condiciones de seguridad pública a lo ancho de todo el tejido urbano. La inseguridad objetiva y percibida en la mayoría de las colonias metropolitanas es un obstáculo de primer orden para que los peatones puedan aprovechar en toda su extensión el resto de subsistemas de transporte urbano. En este año de 2020 tenemos que comenzar a mirar también hacia la realidad de los peatones para acercarnos a esa integración del sistema de movilidad”, puntualizó Calonge.

PIDEN TRANSPORTISTAS QUE SE UNIFIQUEN TARIFAS EN LA ZMG

Los transportistas son pieza clave en la implementación del modelo Mi Movilidad, y aun con sus dudas e inconformidades se han acoplado a lo que marca la ley y exige el plan de transformación; sin embargo, a inicios del 2020 “exigen” a las autoridades que aprieten el paso y que las rutas que mantienen la tarifa de 7.00 pesos, cumplan con lo que establece el programa Mi Transporte y comiencen a cobrar 9.50 pesos de manera unificada, pues los concesionarios que desde el año pasado han cumplido se ven afectados en sus ingresos.

A decir de Martín Velázquez Aceves, presidente del Consejo de Administración de la Ruta C-96, el que no se unifiquen las tarifas genera competencia desleal y aquellos que han invertido en más tecnología y mejores unidades son los afectados.

“Hacemos un llamado al gobierno para que presionen a aquellas rutas que aún no acceden a la nueva tarifa y estemos en paridad, porque los que hemos cumplido, ahora trabajamos en desventaja, ya que el usuario opta o espera a la ruta más económica y nos deja a nosotros, es urgente que se unifiquen las tarifas”.

En el caso de la Ruta C-96 comparten derrotero con las rutas 275-B y la 644 B que continúan cobrando 7.00 pesos “y eso verdaderamente si nos pega en las finanzas”, detalló Velázquez Aceves.

Fuente: Pasajero 7



Categorías
Noticias

Deja un comentario